La Disposición adicional 31ª de la Ley IRPF, modificada por el Real Decreto-Ley 9/2015, de 10 de julio (BOE de 11 de julio), de medidas urgentes para reducir la carga tributaria soportada por los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y otras medidas de carácter económico, establece una nueva escala de retención aplicable a los rendimientos del trabajo que se satisfagan o abonen a partir de 12 de julio de 2015 (fecha de entrada en vigor de este Real Decreto-Ley).

Por ello, de acuerdo con las disposiciones contenidas en dicho Real Decreto-ley, para calcular las retenciones e ingresos a cuenta sobre los rendimientos del trabajo que se satisfagan o abonen en 2015 hay que tener en cuenta:

1. Las retenciones e ingresos a cuenta a practicar sobre los rendimientos de trabajo que se satisfagan o abonen hasta el 11 de julio de 2015 se calcularán de acuerdo con el procedimiento general de retención vigente hasta la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 9/2015.

Colaboradores: colaborador